Manolito Gafotas, el libro

Manolito Gafotas es una chaval de Carabanchel, un barrio de Madrid, que cuenta su vida durante todo el año en que se basa la historia. El libro tiene un tono infantil, aunque Manolito intenta entender las expresiones que usan los adultos.

En realidad, Manolito Gafotas solo es un mote. Su verdadero nombre es Manolito García Moreno pero ni siquiera su mejor amigo el Orejones lo sabe. Entre los personajes que aparecen en la historia se encuentra su hermano pequeño el Imbécil (cuyo nombre de verdad ni se acuerda), su abuelo y sus amigos.

Una de las historia que cuenta el libro es aquel día en el que Manolito se fue junto a su abuelo a hacer un recado. Su abuelo, con esperanzas de que alguna moza se fijara en él, les cedía su lugar en la cola de compra, aunque sin mucho éxito. Ese mismo día vieron a una mujer famosa en una cafetería y se quedaron ensimismados mirándola.

Manolito es muy hablador, no para de hablar. El problema es que nadie le quieres escuchar. El día que su madre lo lleva a la psicóloga, Manolito le contó toda su vida.

También narra como juega con sus amigos en el parque del Ahorcado, y una pelea en la que Jihad, su amigo matón le tira las gafas al suelo y se las rompe. Tras este hecho, su padre le enseño como pegar un puñetazo, en caso de que necesitara defenderse otra vez en el futuro, y Manolito le rompió las gafas sin querer.

Él y su abuelo fueron atracados pero resultó que el atracador era del pueblo de su abuelo, Nicolás, y huyó. Mas tarde, Manolito se lo volvió a encontrar y el atracador le dijo que le esta arruinando todos los intentos para ganarse la vida.

Cuando llegó el cumpleaños de su abuelo, Manolito le preparó una fiesta sin decirle nada. La fiesta fue increíble: muchos abuelos fueron con sus nietos y lo pasaron en grande. Su abuelo se lo agradeció mucho y fueron al parque del Ahorcado a dar una vuelta.

Y eso es todo. “Manolito Gafotas” es el primer libro de Elvira Lindo dentro de una colección de varios libros en los que se cuenta la historia de Manolito como personaje central alrededor de otros personajes peculiares.

Tenéis el comienzo del libro aquí.

Me llamo Manolito García Moreno, pero si tú entras a mi barrio y le preguntas al primer tío que pase:

-Oiga por favor, ¿Manolito García Moreno?

El tío, una de dos, o se encoge de hombros o te suelta:

-Oiga y a mí qué me cuenta